Inicio arrow Cuidados arrow Embocadura del caballo
CATALOGO-VENTAContacta con nosotrosLocalización & Cómo llegarBusqueda
Menu
Buscar en catalogo

Embocadura del caballo
Índice de artículos
Embocadura del caballo
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7


EMBOCADURAS

La especial anatomía de la boca del caballo nos permite colocar una embocadura, un sistema de control que, bien utilizado, no daña al animal, mientras que permite un perfecto control por parte del dueño.

Una embocadura bien ajustada, no puede golpear la dentadura, ni el caballo puede agarrarla tan fuerte como para eludir la mano del jinete.

Por ello es tan importante seleccionar una embocadura correcta para nuestro animal, de ella dependerá tanto la comodidad del caballo como nuestra propia seguridad.

Deberá ser del tamaño adecuado para la boca del caballo; algo que en principio resulta obvio; pero no muchos tienen en cuenta que cada caballo tiene sus propias características y que por tanto, la embocadura que le viene bien a uno puede resultar nefasta en su compañero.

Otro tema importante a considerar es el del ajuste de la embocadura, ya que si lo hacemos demasiado fuerte puede rebelarse contra ella y en caso de que lo hagamos se forma suave puede crearnos problemas para el control del animal. Según el tipo de embocadura, ésta actuará sobre diferente parte de la boca del caballo; esto combinado con otras ayudas (la voz, la postura, las piernas...), hace que el jinete pueda establecer un perfecto control sobre el comportamiento del animal, sin provocar en ningún momento dolor; siempre y cuando esté bien ajustada.

Las diferentes modalidades de embocaduras que existen en el mercado pueden dividirse en tres familias:

  1. FILETES:
    Existe una gran variedad, desde suaves hasta muy rigurosos. Su severidad viene determinada por los siguientes factores:

    • Grosor: los gruesos son menos rigurosos.
    • Forma: los curvos son más suaves.
    • Forma de las anillas: redondas u ovaladas, éstas últimas se fijan a la pieza que va dentro de la boca y permiten menos juego.
    • Palillos: puede llevarlos o no, los que los llevan son más suaves.
    • Material: los más corrientes son el acero inoxidable y la goma (más suave)

  1. BOCADOS:
    Se utilizan combinados con filetes. Suelen tener un paso para la lengua, con el fin de que sean más cómodos para el caballo. Deben utilizarse con cadenilla que deberá ir cubierta (de goma o de cuero, si el caballo es muy sensible) y con una falsa barbada. Hay diferentes tipos:

    • Bocado Tom Thumb Weymouth: la más suave, ya que la pieza de dentro de la boca es gruesa.
    • Bocado de Doma alemán.
    • Bocado de camas móviles: el más común.

     


Top of Page
Pedro Mesonero Rodriguez. C/Calvo Sotelo 7. Fontiveros (Avila) Tfno. 920245229